Revisión termográfica

Con el fin de aportar a los clientes un servicio de mantenimiento predictivo de calidad, Villa Flores Martín (VFM) dispone de cámaras termográficas de última generación. Con ellas nuestro personal experimentado realizará las revisiones termográficas pertinentes a las instalaciones de Baja y Alta Tensión de los clientes. Asimismo, el servicio se ve complementado con un informe exhaustivo de los puntos calientes que pueden existir en sus instalaciones eléctricas.

El mantenimiento preventivo es fundamental en las instalaciones de Alta y Baja Tensión. Gracias a este tipo de mantenimiento se pueden reducir las incidencias provocadas por una avería. Ayuda a prever qué componentes están a punto de estropearse, lo cual precisa en qué momento adoptar las debidas medidas correctivas. Por desgracia, los peores problemas permanecen ocultos hasta que es demasiado tarde y este sistema permite que los enfrentemos con eficacia.

La revisión termográfica como gran factor preventivo

De forma concreta, un mantenimiento preventivo fundamental es la revisión termográfica en las instalaciones eléctricas. En este tipo de revisión se efectúa una inspección en condiciones normales de funcionamiento, observando si se producen puntos calientes (puntos con una temperatura superior a la establecida como normal) para analizar las causas e implantar medidas correctoras.

El calor es un factor importante en las instalaciones eléctricas. Cuando la corriente eléctrica pasa a través de un elemento resistivo genera calor. Una mayor resistencia produce un aumento de la temperatura. Con el tiempo, la resistencia de las conexiones eléctricas aumenta debido, por ejemplo, a la holgura o la corrosión.

El correspondiente incremento de la temperatura puede hacer que los componentes fallen, lo que puede provocar cortes de tensión inesperados. Además, la energía empleada en generar calor provoca pérdidas de energía innecesarias. Si no se comprueba, el calor podría acumularse hasta el punto de fundir conexiones y provocar averías o incluso incendios.

Algunos ejemplos de fallos en instalaciones eléctricas que se pueden detectar con termografía son:

  • Oxidación de interruptores.
  • Conexiones recalentadas.
  • Conexiones mal aseguradas.
  • Defectos de aislamiento, entre otros.

Contacta con nosotros

He leído y acepto la política de privacidad